19.4.09

Murió Corín Tellado, la novelista de la pasión

La escritora fue pionera de la novela romántica en español A los 82 años, en Gijón, Asturias, murió ayer la prolífica escritora de novelas románticas Corín Tellado, cuyo nombre verdadero era María del Socorro Tellado López. Su muerte fue lamentada en blogs y redes de seguidores de todo el mundo, que expresaron su cariño y los recuerdos que una obra de 4000 títulos inspiró en sus vidas. Apenas conocido el fallecimiento, varias publicaciones abrieron foros en sus ediciones digitales para que los lectores dejaran sus mensajes. Su primera novela, publicada en 1946 cuando tenía sólo 18 años, tuvo un título premonitorio "Atrevida apuesta" (Bruguera)? y 36 reediciones. Desde entonces, Corín Tellado ,apócope de Socorrín, como la llamaban en su casa, jamás se detuvo. Llegó a entregar el miércoles de la semana pasada su último trabajo literario a la Editorial Martínez Roca (Planeta). Con menos prensa que Stephen King, se le anticipó en subir una novela a Internet y en español. En enero de 1999, Corín Tellado debutó con Milagro en el camino, una novela por entregas sobre una familia de kosovares que huye con destino a España. De ella, el escritor peruano Mario Vargas Llosa dijo que era un "fenómeno sociocultural, cuyas novelas hicieron soñar a millones de mujeres en España y en América latina". Y el fallecido narrador cubano, Guillermo Cabrera Infante, la había considerado inspiradora de su vocación y su "rival en la escritura sobre mujeres amantes". Verdad o fantasía, la novelista decía que era capaz de armar un argumento en cinco minutos, escribir una novela corta en ocho días y una larga en cinco semanas. Fue una precursora en todos los sentidos. En los temas, en el estilo, en la estructura de sus trabajos literarios y en la adaptación de su obra al aire de los tiempos. Hábil y audaz, se las ingenió para sortear la censura del franquismo ,algunas veces, no lo logró, y aprendió a insinuar cuando no podía contar las pasiones en forma explícita. Lo suyo fue contar las historias de la calle, la vida cotidiana aderezada con pasiones ocultas y personajes siempre bellos. La novelista solía decir que la gente rechazaba lo cursi "por miedo". Los títulos de su extensa bibliografía lo dicen todo: A ti te quiero más, Nunca te tuve miedo, El día que me di cuenta, Me apasiona tu obsesión, Juegas con los sentimientos, Quiéreme y olvídala, Yo te conozco mejor, No importa lo que seas, El destino manda, Lucha oculta. También escribió otros libros con los seudónimos de Ana Miller Leswy y Ana Miller. Nadie, como Corín Tellado, supo con tanta maestría redimir mediante el amor de un hombre a una mujer dada a la mala vida, ya fuera por un desengaño o por un dolor. Ni convencer de que alguien puede quedar viuda y virgen, o tomarse dos copas de más y embarazarse sin recordar la circunstancia. Sus escenarios son siempre magníficos , adecuados a la época, porque, como ella decía, las historias tienen que tener una dosis de lujo, de lo contrario no venden. Mucho menos, las desgracias. En una ocasión, dejó ciego a un personaje y su editor le pidió que lo operara ,así lo hizo, en beneficio del libro. Lo suyo fue escribir sobre los sentimientos, de manera infatigable y creyendo en lo que hacía. Fué la escritora más leída en español después de Cervantes. Unesco lo reconoció en 1960. Durante mucho tiempo, el mundo literario no reconoció sus méritos. Vendió 400 millones de ejemplares de su obra

1 comentario:

Laura dijo...

Se fué una gran novelista!
Saludos,
Laura
www.autismo-diariodeunamadre.blogspot.com